Renovaciones

abogado_renovacion

En Almansa & Asociados somos conscientes de que es tan importante para nuestros clientes la obtención del estatus de residente en España como la garantía de que será posible su posterior renovación.

Con carácter general, el trámite de renovación es sencillo desde el punto de vista documental y también más rápido que la solicitud inicial de permiso. Las competencias en España para la presentación de las solicitudes de renovación están delegadas a la Subdelegación del Gobierno de la provincia de residencia del solicitante, o, en el caso de autorizaciones de residencia de inversores, en éstas o en la sede de la Unidad de Grandes Empresas y Colectivos Estratégicos en Madrid.

En el caso de las renovaciones de permisos de residencia no lucrativos, la primera renovación se produce transcurrido un año de vigencia del permiso inicial. En caso de concesión de la renovación, se expide un permiso por dos años de duración, que a su vez es renovable por otros dos años. Cumplido este primer ciclo de cinco años de residencia legal, se accede al estatus de residencia de larga duración, renovable cada cinco años.

En términos generales, el factor clave de la renovación es el mantenimiento de las condiciones básicas que dieron lugar a la concesión inicial del permiso: mantener un lugar de vivienda adecuado, mantener una capacidad económica suficiente y disponer de un seguro de salud en vigor.

En el caso de la renovación de los permisos de residencia para inversores, la renovación se llevará a cabo cada dos años, pudiendo acceder a la residencia de larga duración cuando hayan residido de manera continuada cinco años en España.